El fruto

La algarroba es un furto dulce y misterioso que contiene entre 10 y 16 semillas que nacen de un árbol llamado algarrobo.

El algarrobo tarda aproximadamente un año en madurar, cuando esto sucede, las vainas caen al suelo y deleitan a los animales locales si no se capturan rápidamente.

El viaje de la algarroba

Entre las semillas traídas a Europa, desde Medio Oriente y África del Norte, se encuentran las semillas de algarrobo que se desarrollaron en toda la cuenca del Mediterráneo.

Al parecer, el algarrobo llegó a Europa por Asia Menor a través de los griegos. Y los árabes lo introdujeron en el Norte de África y la Península Ibérica.

Aunque de manera imprecisa, se creyó durante muchos años que todas las semillas de algarroba pesaban exactamente lo mismo. Por esta razón, las monedas romanas de oro puro pesaban exactamente 24 semillas o quilates.

Mayores productores

Como los algarrobos necesitan poca agua para sobrevivir, la región mediterránea tiene las condiciones ideales para que prolifere este tipo de cultivo. 

Gracias a un clima cálido y seco, Portugal, Italia y Marruecos son, respectivamente, los mayores productores de esta fruta en el mundo.

Síguenos en las redes sociales